Como Limpiar Atomizadores y Resistencias

Un atomizador limpio es la forma más sencilla de obtener un rendimiento óptimo. Aunque los ingredientes del líquido para cigarrillo electrónico generalmente no manchará tu equipo, los residuos se acumularán, y la suciedad afectará al rendimiento de su dispositivo favorito. La glicerina vegetal y algunos sabores e-liquids más oscuros generan residuos en atomizadores y resistencias, al igual que la mayoría de los edulcorantes utilizados en la fabricación de líquidos. Una resistencia sucia principalmente provocará una menor producción de sabor y vapor.

 

Aunque cambies la resistencia, el sabor de su último líquido podría estar aún presente en tu dispositivo. Esto ocurre especialmente en líquidos tabaquiles, de café, mentolados, y con aromas dominantes como la canela y otros sabores como el melón, la uva o el regaliz. Imagínate tratando de cambiar un sabor de café por uno a melón, sin una limpieza previa del atomizador sería muy complicado.

 

¿Y si tu atomizador es nuevo? A veces los atomizadores y tanques llegan oliendo a aceite de máquina producido por los tornos y las fresadoras. Puede que no parezcan sucios, pero el olor característico los delatará. Tanto si su dispositivo es nuevo como si está siendo utilizado, una limpieza adecuada es una forma sencilla de garantizar la mejor experiencia posible. Afortunadamente, la mayoría de los tanques de hoy en día son muy fáciles de limpiar si sabes los pasos correctos a seguir.

Cómo limpiar un atomizador con o sin depósito

El primer paso a seguir será retirar la resistencia (hablaremos de la limpieza de resistencias más adelante). Y ya que estás en ello, desmonta el resto del tanque. Presta mucha atención a cómo encajan las cosas, y toma nota mental de dónde va cada pieza. Mantenlo todo organizado y no pierdas ninguna pieza. Esto hará que la limpieza sea mucho más eficiente, a la vez que te familiarizarás con los pormenores de tu atomizador. Hay muchas maneras de limpiar un atomizador con depósito.

Atomizadores y Resistencias

Un enjuague simple

Si tu tanque está relativamente limpio, el agua caliente funciona bien. Desmonta el tanque separando las partes. Coloque cada parte bajo agua corriente, secándola con un trozo de papel. Deja que se sequen al aire libre hasta que no se vea agua o condensación. Si tu tanque no se ha limpiado durante este proceso, es posible que tengas que añadir un paso más.

 

Llena un recipiente con agua y colócalo en el microondas durante unos dos minutos. Mientras tanto, enjuaga las partes del tanque debajo del grifo para que el proceso comience. Luego, saca con precaución el recipiente del microondas y sumerge el despiece del atomizador.

 

Deja que se asiente, hasta que el agua se enfríe y luego dale un último enjuague debajo del grifo. Usa una toalla de papel para secar suave y cuidadosamente tu tanque. Colócala a un lado hasta que esté completamente seca. También puedes utilizar un secador de pelo para acelerar el proceso, pero cuidado, demasiado calor puede dañar sus juntas tóricas.

Limpiar un atomizador com Propilenglicol (PG)

En lugar de agua, puedes empapar tu tanque en propilenglicol. Simplemente llena un recipiente con PG, y deja que tu tanque desarmado se asiente allí por una o dos horas. No utilices VG, ya que esto dificultaría la limpieza de tu tanque al ser un líquido mucho más espeso.

 

Una vez que tu tanque esté empapado en PG, colócalo sobre una servilleta y déjalo secar por goteo. Este método es excelente para eliminar ese sabor sobrante, ya que el propilenglicol es un excelente portador del sabor.

¿Limpiar un atomizador con Vodka?

Si deseas obtener mejores resultados, puedes utilizar algunos artículos domésticos sencillos para realizar una limpieza más profunda de tu tanque. Recuerda enjuagarlos bien con agua después de la sumergirlos en cualquier producto durante unas horas y deja que tu tanque se seque. Estas son algunas opciones que puedes utilizar:

 

  • Bicarbonato sódico: es un buen agente de limpieza que se puede utilizar para conseguir que los tanques vuelvan a brillar.
  • Alcohol 96º: es otra sustancia muy eficaz para la limpieza.
  • Vinagre: es un agente limpiador muy ácido y efectivo, pero debe enjuagarse bien para evitar que su olor persista.
  • Vodka barato: no es un artículo de uso doméstico pero muy fácil de conseguir. Hará un gran trabajo de limpieza y no te costará mucho.

Algunos vapeadores prefieren usar un poco de detergente para vajilla o zumo de limón con agua. De nuevo, recuerda enjuagar bien, ya que el jabón para vajilla es probablemente peor de lo que parece.

Limpiar Atomizadores y Resistencias con Ultrasonidos

Si deseas obtener la limpieza más completa posible para tus atomizadores de vapeo, necesitarás un limpiador ultrasónico. Típicamente usado para limpiar joyas y metales preciosos, ahora usado por vapers en todo el mundo para limpiar sus atomizadores. Aunque no necesitas un limpiador ultrasónico hecho específicamente para las piezas del atomizador, tener uno que pueda funcionar durante ciclos de más de diez minutos será muy útil.

 

Usar un limpiador ultrasónico no es un proceso complicado. Sólo llénalo con agua y hazlo funcionar hasta que limpie todas las partes del atomizador. Para obtener mejores resultados, puedes añadir un par de gotas de líquido lavavajillas en tu limpiador ultrasónico. Sólo tienes que darle a tu tanque un enjuague adicional después y dejar que se seque.

Limpiador de ultrasonidos coil master para atomizadores y resisntencias.

Cómo Limpiar las Resistencias

La limpieza de resistencias es un poco menos sencilla. Las resistencias reemplazables vienen en dos tipos: resistencias consumibles para claromizadores, que están encapsuladas en una pequeña cámara de metal que contiene un algodón absorbente; y resistencias artesanales, que requieren que el usuario los instale y les introduzca el algodón. El enfoque para la limpieza de los dos tipos es muy diferente.

Resistencias Sucias

Como Limpiar Resistencias Consumibles

Las resistencias consumibles que vienen claromizadores pueden técnicamente limpiarse, pero no los revivirán completamente. En el mejor de los casos, obtienes unos días extra de uso. Hay que dejar que toda la resistencia se empape y que el agua pase a través de ella, eliminando algunos de los residuos, pero no todos. Y además de eso, tendrás que esperar a que el agua o el alcohol se evapore por completo, lo que puede llevar un tiempo.

 

  • Deja que la resistencia se empape en alcohol, vinagre o vodka durante al menos un par de horas.
  • Colócala bajo el grifo y enjuague
  • Soplar aire en el lado abierto de su resistencia para forzar la salida de agua por los orificios de evacuación.
  • Déjelo a un lado hasta que se haya evaporado toda el agua.

Un poco de sol o un secador acelerará el proceso, pero aún así tomará tiempo. Notarás que las resistencias se verán mucho mejor después de eso, pero no te hagas ilusiones demasiado altas, por el bien de su líquido, no se recomienda repetir esta operación.

Como Limpiar Resistencias Artesanales

Si estás usando un atomizador reparable, no sólo puedes limpiar las resistencias, ¡sino que realmente deberías hacerlo! Sigue algunos pasos simples y para tener tus coils casi nuevas en poco tiempo.

Lo primero que tienes que hacer es quitar el algodón de la resistencia. Una vez hecho esto, pulsar el botón de encendido varias veces hasta que se elimine el líquido restante. Después puedes meterlas debajo del grifo para terminar de eliminar residuos y repetir la operación de secado por pulsaciones. Por último, dejar que se enfríe y volver a instalar algodón.

 

Pero si ya lo has hecho un par de veces, la quema en seco podría no ser suficiente. En ese caso, puedes seguir estos pasos para una limpieza más profunda.

 

  • Quitar los algodones.
  • Calentar las resistencias sin llegar a hacer Dry Burn (no las pongas incandesdentes).
  • Quita el atomizador de tu mod.
  • Colócalo bajo el agua corriente.
  • Cepilla las resistencias ligeramente con un cepillo de dientes.
  • Enjuagar de nuevo,
  • Reinstalar el atomizador y terminar secando las resistencias con unas pulsaciones cortas.

También puedes usar un poco de líquido lavaplatos al cepillar las resistencias, pero ten cuidado de enjuagarlas bien después con agua caliente.

 

Si tus resistencias siguen aparentemente sucias, o si la producción de sabor ha caído significativamente, entonces es hora de cambiarlas por unas nuevas. Una limpieza adecuada prolongará enormemente la vida útil de tus resistencias, pero en algún momento sucumbirán al tiempo y al uso extensivo.

Resistencias artesanales en un RDA
Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *